TWITTER | BLOG

Id como una plaga contra el aburrimiento del mundo



martes, 3 de noviembre de 2009

Cada día te quiero menos, menos.

Al frente témpanos de hielo y a las espaldas el abismo. Abismo de sentimientos, y de culpabilidad. Cogió las tijeras del cajón de costuras, y también el afilado cuchillo del tercer cajón de la cocina, y una de las bolsas de plástico que gurdaba en el armario de encima del microondas, y un martillo de los que había colgados en el garaje y hasta un trozo del espejo que se había roto hacía dos días y cuyos restos aún guardaban en el desván esperando un recambio. Lo ordenó todo siguiendo un pulcro orden sobre la alfombra de la habitación. En la cama, él dormía. Dejó junto a las tijeras los miedos, junto al cuchillo los golpes, junto a la bolsa los llantos, junto al martillo los insultos, junto al vidrio las humillaciones. Dejó todo y, decidida, sin pensar, cojió lo primero que pudo de todo ello y remató la faena en silencio. Al frente témpanos de hielo y a las espaldas el abismo. Abismo de sentimientos, y de libertad.

7 comentarios:

  1. Con su ira mató el dolor-amor...los sentimientos.
    Me arroja una duda...¿murió el o ella?
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Espero que él, si para escapar de un maltratador hay que quitarse la propia vida , mal vamos....
    Un saludo Acrata.

    ResponderEliminar
  3. Todos esperamos que sea él.
    Loooooco, que te veo en todas partes ya.. hasta en la renfe en las últimas horas de la tarde... si es que..

    un beso!

    ResponderEliminar
  4. Yo también opino que tuvo que morir él, de la manera más cruel y dolorosa posible.
    No soy vengativa, excepto cuando hay que serlo...


    Un beso enorme:)

    ResponderEliminar
  5. Sí, todos esperamos que sea él...

    Gràcies, i que passes un bon cap de setmana tu també:)

    ResponderEliminar
  6. Yo lo tomé como metáfora, no literal, está mal?

    ResponderEliminar

Dale una vuelta más a mi mundo: